¿Cómo y quién decidió llamar “Tierra” a nuestro planeta? - EL TAPON TAPON .COM La Radio que PiKa

Última Hora

EL TAPON TAPON .COM  La Radio que PiKa

Tu mundo en musica Merengues, Bachatas, Salsa, Regaeton, Dembow, Baladas y musica de la vieja ola Lunes a Viernes desde las 5 PM el tapon de la tarde sintonizanos en facebook live @palofmcom

Dhariana

Dhariana
Dhariana Delicias y decoraciones, Bodas, Bautizos, Cumpleaños & toda ocasión TL,829- 531- 8916 ** Hazle un Clic a la foto para que veas lo que te ofrecemos

Post Top Ad

tu anuncio aqui

Vistas a la página totales

sábado, 25 de julio de 2020

¿Cómo y quién decidió llamar “Tierra” a nuestro planeta?

Lo que aparentemente debería tener una respuesta clara, no la tiene. ¿Cuándo y cómo decidió un día que el planeta que pisamos se debía llamar “Tierra”? Curiosamente, somos un planeta único en el Sistema Solar a la hora de elegir nuestra denominación de origen.
Lo primero que debemos comprender es que el nombre de nuestro planeta varía según el idioma. Sí, parece una tontería tener que recordarlo, pero nos da una pista de cómo se llegó hasta el concepto final.
Por ejemplo, en portugués se llama “terra”, “dünya” en turco, “earth” en inglés o “aarde” en holandés. Pero aunque todos estos nombres nos parezcan tan diferentes entre idiomas, lo cierto es que tienen un mismo hilo conductor y se derivan del mismo significado en sus orígenes, el concepto de “terreno” o “suelo” que tenemos bajo nuestros pies. Y es que hay las raíces de estas palabras datan de una época en la que la humanidad aun no sabía que la Tierra era realmente un planeta.
La palabra y el nombre moderno en inglés para “earth” se remonta a al menos 1.000 años atrás. Así como el idioma inglés evolucionó del ‘anglosajón’ (inglés-alemán) con la migración de ciertas tribus germánicas del continente a Gran Bretaña en el siglo V dC, la palabra “earth” vino de la palabra anglosajona “erda” y es equivalente germánico a “erde” que significa terreno o suelo.
En inglés antiguo, la palabra se convirtió en “eor (th) e” o “ertha”. Se especula que los orígenes de la palabra pueden provenir de una base lingüística indoeuropea “er” que produjo adaptaciones más modernas de la palabra utilizada en los idiomas de hoy.
En español proviene del latín “terra” con mismo significado que el nuestro y relacionado con el verbo “torror”, que significa secar o chamuscar. ¿La razón? Se cree que quizás se debe a que en la filosofía presocrática, una línea de pensamiento era que la tierra provenía del agua que se secó.
Así que, aunque hay consenso sobre el origen y su evolución etimológica, lo cierto es que no sabemos la persona o personas que comenzaron a llamarlo así. Sin embargo, lo que sí es seguro es que, de todos los nombres de planetas, la Tierra es el único en nuestro sistema solar que no proviene de la mitología grecorromana. El resto llevan el nombre de dioses y diosas griegos y romanos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Post Top Ad

tu anuncio aqui